Inicio/Muebles de salón
Muebles de salón 2018-08-28T19:24:00+00:00

Muebles de salón

Diseño, practicidad, retro, moderno, local o foráneo, los muebles de salón que elegimos representan nuestra personalidad y la de nuestro hogar. Por esta razón, a la hora de elegir los muebles salón dedicamos un tiempo valioso a observar y comparar diferentes estilos de salones.

La fuente de información disponible hoy en día es rica y variada, las redes sociales han dado alas a nuevas corrientes decorativas donde los estilos se encuentran integrándose de forma espontánea sin la otrora obligación de definirse por un determinado tipo de mueble único y exclusivo para todas las áreas.

Si bien encontramos muchas tipologías, a la hora de elegir una de ella siempre es necesario tener presente:

  • Las medidas exactas del espacio a amueblar
  • La iluminación del mismo
  • Altura del espacio disponible
  • Nuestras costumbres ¿pasamos más tiempo en la mesa o en el sofá?

A la hora de elegir el mobiliario además del estilo, consideraremos:

  • El mantenimiento (además de su limpieza, otros cuidados adicionales que podamos aplicar y que los mantengan en buenas condiciones por más tiempo).
  • Montaje y desmontaje (en caso que decidamos luego moverlos de un espacio a otro).

El concepto de salones modernos ha evolucionado de un tipo de mueble simplista y meramente funcional a la fusión de conceptos donde calidad, simplicidad y comodidad van de la mano. Los encontramos tanto en páginas especializadas hasta álbumes de aficionados que nos proporcionan un sinfín de ideas con las que podemos dar forma a las nuestras propias sin necesidad de ser expertos en decoración.

Iremos repasando en este artículo las diferencias entre los diferentes estilos de muebles de salón actualmente más reconocidos y las cualidades por las que destacan. También las posibilidades que ofrece cada tipo de mueble salón. Al igual que otros elementos de mobiliario no solo nos referiremos a un estereotipo de muebles de salón sino a todo aquello que tienen para ofrecernos.

El concepto de lo moderno surge por oposición a lo considerado clásico o antiguo, en términos decorativos inicialmente fue una opción para eliminar “excesos” y proporcionar trazos más simples donde lo que predomina es la una sensación de ligereza espacial y visual, contrapuesta a aquellos escenarios cargados de generaciones pasadas.

Los muebles salón modernos se caracterizan por la reducción de la gama cromática a una contraposición entre dos colores o bien tienden a la uniformidad y la utilización de maderas claras, cristal o incluso metal. Telas resistentes al uso cotidiano y diferentes tipos de trazados componen el estilo de los salones modernos. Los elementos que lo componen suelen relacionarse entre sí, ya sea por el tipo de material seleccionado o bien el color. Es decir, en el salón moderno el sofá coincide con las sillas, o el mueble de la televisión con la biblioteca.

Se reconocen como tal, aquellos donde la arquitectura del mueble presenta formas originales, suelen ser ergonómicos, realizados en materiales nuevos y contrastando colores. La combinación más común es la de blanco-negro, pero las posibilidades son muy amplias. Su funcionalidad va de la mano con la comodidad e imprime un sello de exclusividad que no necesariamente implica un alto coste económico sino más bien una coherencia temática perceptible visualmente.

El tamaño no es un problema sino una oportunidad para los muebles de salón modernos.

Aquellos que cuenten con salones pequeños no tienen porqué renunciar al diseño ni al estilo. Son muchas las soluciones existentes dirigidas a optimizar espacios. El mueble de salón multifuncional es una de las opciones más recurridas en este caso: sofás cama, mesas integradas a otros muebles, etc. Podemos recrear un área estupenda y salones con estilo tomando en consideración parámetros como iluminación, alturas o grosor de los muebles.

Finalmente, una tendencia que no podemos dejar de mencionar cuando hablamos de muebles salón es aquella de los salones blancos.

Es bien sabido que la iluminación juega un papel fundamental es nuestra percepción de la espacialidad por lo que los muebles de salón blancos son una de las opciones preferidas para aquellas personas interesadas en jugar con los espacios visualmente y dar un toque diferente a través de los textiles a sus salones. El mueble en aquellos salones en blanco se convierte y se reinventa constantemente simplemente con variar el orden de los accesorios.

Inicialmente se consideraba el blanco como un color tabú en los muebles de salón, sin embargo los avances en los tratamientos de la madera natural y sintética han permitido que el principal obstáculo: la limpieza, se convierta en un aliado. Son tan fáciles de limpiar como cualquier otro mueble y da más sensación de limpieza que el resto de colores. Por lo que para mentes inquietas y muy creativas nada como los muebles de salón blanco.

No podemos dejar atrás los salones vintage, estilo que recrea formas clásicas y se caracteriza por un carácter más exclusivo, acabados muy cuidados, piezas originales retocadas para insertarse como muebles modernos de salón.

El vintage se inició tímidamente en el mundo de la moda, retomando piezas de vestir y combinándolas con nuevos patrones, rápidamente se hizo eco de las corrientes alternativas donde el reciclaje es una constante y la recuperación de elementos de antaño no sólo es un desafío sino un gran atractivo para amantes de la decoración.

Todo lo nórdico es actualmente una tendencia, los climas extremos inclinan a las personas a refugiarse por más tiempo en espacios interiores por lo que estos son muy cuidados y pensados para ofrecer todas las comodidades a sus habitantes que pasarán probablemente muchas horas diariamente durante los largos inviernos.

Pero bien, a qué nos referimos por salón nórdico. Pues bien, son más bien salones minimalistas, donde prima el sentido de la comodidad: confort y calidez, el ya famoso hygge danés. Tanto si nos encontramos con espacios pequeños como en los más grandes, los salones estilo nórdico se caracterizan por contar con muebles prácticos y multifuncionales. Trazados sencillos, de colores básicos son las cualidades más reconocidas de un salón estilo nórdico.

Diseño, practicidad, retro, moderno, local o foráneo, los muebles de salón que elegimos representan nuestra personalidad y la de nuestro hogar. Por esta razón, a la hora de elegir los muebles salón dedicamos un tiempo valioso a observar y comparar diferentes estilos de salones.

La fuente de información disponible hoy en día es rica y variada, las redes sociales han dado alas a nuevas corrientes decorativas donde los estilos se encuentran integrándose de forma espontánea sin la otrora obligación de definirse por un determinado tipo de mueble único y exclusivo para todas las áreas.

Si bien encontramos muchas tipologías, a la hora de elegir una de ella siempre es necesario tener presente:

  • Las medidas exactas del espacio a amueblar
  • La iluminación del mismo
  • Altura del espacio disponible
  • Nuestras costumbres ¿pasamos más tiempo en la mesa o en el sofá?

A la hora de elegir el mobiliario además del estilo, consideraremos:

  • El mantenimiento (además de su limpieza, otros cuidados adicionales que podamos aplicar y que los mantengan en buenas condiciones por más tiempo).
  • Montaje y desmontaje (en caso que decidamos luego moverlos de un espacio a otro).

El concepto de salones modernos ha evolucionado de un tipo de mueble simplista y meramente funcional a la fusión de conceptos donde calidad, simplicidad y comodidad van de la mano. Los encontramos tanto en páginas especializadas hasta álbumes de aficionados que nos proporcionan un sinfín de ideas con las que podemos dar forma a las nuestras propias sin necesidad de ser expertos en decoración.

Iremos repasando en este artículo las diferencias entre los diferentes estilos de muebles de salón actualmente más reconocidos y las cualidades por las que destacan. También las posibilidades que ofrece cada tipo de mueble salón. Al igual que otros elementos de mobiliario no solo nos referiremos a un estereotipo de muebles de salón sino a todo aquello que tienen para ofrecernos.

El concepto de lo moderno surge por oposición a lo considerado clásico o antiguo, en términos decorativos inicialmente fue una opción para eliminar “excesos” y proporcionar trazos más simples donde lo que predomina es la una sensación de ligereza espacial y visual, contrapuesta a aquellos escenarios cargados de generaciones pasadas.

Los muebles salón modernos se caracterizan por la reducción de la gama cromática a una contraposición entre dos colores o bien tienden a la uniformidad y la utilización de maderas claras, cristal o incluso metal. Telas resistentes al uso cotidiano y diferentes tipos de trazados componen el estilo de los salones modernos. Los elementos que lo componen suelen relacionarse entre sí, ya sea por el tipo de material seleccionado o bien el color. Es decir, en el salón moderno el sofá coincide con las sillas, o el mueble de la televisión con la biblioteca.

Se reconocen como tal, aquellos donde la arquitectura del mueble presenta formas originales, suelen ser ergonómicos, realizados en materiales nuevos y contrastando colores. La combinación más común es la de blanco-negro, pero las posibilidades son muy amplias. Su funcionalidad va de la mano con la comodidad e imprime un sello de exclusividad que no necesariamente implica un alto coste económico sino más bien una coherencia temática perceptible visualmente.

El tamaño no es un problema sino una oportunidad para los muebles de salón modernos.

Aquellos que cuenten con salones pequeños no tienen porqué renunciar al diseño ni al estilo. Son muchas las soluciones existentes dirigidas a optimizar espacios. El mueble de salón multifuncional es una de las opciones más recurridas en este caso: sofás cama, mesas integradas a otros muebles, etc. Podemos recrear un área estupenda y salones con estilo tomando en consideración parámetros como iluminación, alturas o grosor de los muebles.

Finalmente, una tendencia que no podemos dejar de mencionar cuando hablamos de muebles salón es aquella de los salones blancos.

Es bien sabido que la iluminación juega un papel fundamental es nuestra percepción de la espacialidad por lo que los muebles de salón blancos son una de las opciones preferidas para aquellas personas interesadas en jugar con los espacios visualmente y dar un toque diferente a través de los textiles a sus salones. El mueble en aquellos salones en blanco se convierte y se reinventa constantemente simplemente con variar el orden de los accesorios.

Inicialmente se consideraba el blanco como un color tabú en los muebles de salón, sin embargo los avances en los tratamientos de la madera natural y sintética han permitido que el principal obstáculo: la limpieza, se convierta en un aliado. Son tan fáciles de limpiar como cualquier otro mueble y da más sensación de limpieza que el resto de colores. Por lo que para mentes inquietas y muy creativas nada como los muebles de salón blanco.

No podemos dejar atrás los salones vintage, estilo que recrea formas clásicas y se caracteriza por un carácter más exclusivo, acabados muy cuidados, piezas originales retocadas para insertarse como muebles modernos de salón.

El vintage se inició tímidamente en el mundo de la moda, retomando piezas de vestir y combinándolas con nuevos patrones, rápidamente se hizo eco de las corrientes alternativas donde el reciclaje es una constante y la recuperación de elementos de antaño no sólo es un desafío sino un gran atractivo para amantes de la decoración.

Todo lo nórdico es actualmente una tendencia, los climas extremos inclinan a las personas a refugiarse por más tiempo en espacios interiores por lo que estos son muy cuidados y pensados para ofrecer todas las comodidades a sus habitantes que pasarán probablemente muchas horas diariamente durante los largos inviernos.

Pero bien, a qué nos referimos por salón nórdico. Pues bien, son más bien salones minimalistas, donde prima el sentido de la comodidad: confort y calidez, el ya famoso hygge danés. Tanto si nos encontramos con espacios pequeños como en los más grandes, los salones estilo nórdico se caracterizan por contar con muebles prácticos y multifuncionales. Trazados sencillos, de colores básicos son las cualidades más reconocidas de un salón estilo nórdico.