Inicio/Habitaciones juveniles
Habitaciones juveniles 2018-08-28T19:29:47+00:00

Habitaciones juveniles. El turno de los más jóvenes

Buenas ideas para elegir habitaciones juveniles

Las habitaciones juveniles son todo un desafío en el momento de pensar en su decoración y montaje.

Al plantearse la elección del mobiliario para habitaciones juveniles es conveniente fijarse en elementos que permitan su reciclaje y al mismo tiempo encontrar un equilibrio entre sus gustos, su comodidad y nuestro presupuesto. Si las modas pasan rápido, los gustos de nuestros peques (y los ya no tanto) son igual de pasajeros, quienes un día parecen adorar un personaje, estilo o color y en dos semanas parecen haberlo olvidado por completo.

A continuación te ofrecemos una pequeña guía para componer habitaciones juveniles, su distribución, color y estilo quedan a gusto individual, hay muchos detalles originales que pueden hacer de un mueble sencillo y discreto una pieza única y de referencia en habitaciones juveniles sólo con un poco de creatividad.

Niños en edad escolar y jóvenes necesitan su lugar propio para los trabajos de la escuela o guardar sus útiles y para esto tenemos los escritorios juveniles, pensados para sus necesidades. Puedes encontrarlos de diferentes tamaños que deberás elegir junto a una silla adecuada, estas últimas de suma importancia ya que influyen en la postura de sus cuerpos en crecimiento.

Hay escritorios abiertos y con cajones, incluso dobles escritorios juveniles muy prácticos si se cuenta con dos niños en la casa y habitaciones compartidas. Si no encuentras un escritorio doble que te guste, entonces puede optarse por uno más largo, sin cajones inferiores y abierto, con el tamaño suficiente como para incluir dos sillas y crear luego una división natural con alguna estantería desplazable.

Un criterio clave al momento de elegir los muebles juveniles es la funcionalidad, las cosas deben estar a su alcance y pensadas para ellos. No hay que romperse la cabeza con la decoración, una vez comiencen a utilizarlo, de seguro sobrarán referencias a sus personajes favoritos, llegarán a casa con ese paisaje de la clase de pintura y un original calendario fruto de un proyecto de artes plásticas.

La flexibilidad y posibilidades de adaptación son característica típicas de los muebles juveniles.

Como en cada habitación – dormitorio, la cama es la pieza fundamental, mucho más si consideramos que este será el espacio refugio por excelencia de nuestros niños y adolescentes.

¿Buscas camas juveniles? lo ideal es insertarla en un espacio adecuado a fin de aprovecharlo al máximo, el modelo depende de las necesidades de cada uno. Si ya disponemos de suficiente lugar de almacenaje, puedes optar por los modelos sencillos (solo la cama) sino recomendamos aquellas con cajones.

¿Techo alto? Vale la pena echar un vistazo a los muebles combinados que integran camas juveniles con escritorios en un nivel inferior. Se aprovecha el metraje y se deja lugar libre para algún sofá, alfombra o simplemente área libre.

Si tienes dos en casa puedes considerar las literas juveniles, adecuadas para los mas mayorcitos, en el caso de optar por algún modelo tipo litera es necesario cuidar algunos detalles:

  • peso máximo que soporta la estructura
  • los tipos de colchón que requieren
  • la seguridad lateral de las mismas

Asimismo, las literas juveniles ofrecen una solución ideal si sueles recibir visitas en casa con frecuencia.

La habitación juvenil no tiene por qué convertirse en una complicación, en general los adolescentes no necesitan tantas cosas, más que nada porque es un lugar que ellos han de sentir como propio y representante de su propia individualidad. De aquí que pensar en la habitación juvenil es también pensar un poco en ellos y sus propias preferencias.

Si para complementar esta habitación juvenil tratas a su vez de elegir armarios juveniles, ante todo piensa en que deben estar bien distribuidos y permitirles a ellos ser capaces de acceder a todas las zonas.

Que sean ellos mismos los que se encarguen de su armario es una forma de darles autonomía y hacerles responsables, para esto es necesario que se puedan adecuar a sus gustos y sean de fácil limpieza. Los armarios juveniles no tienen por qué ser símbolo de caos, una correcta distribución y un estilo minimalista, ayudarán a mantener su ropa en orden.

Cuando una cama estándar no satisface nuestras expectativas, podemos pensar en alternativas como las que ofrecen las camas nido juveniles. Aunque tengamos habitación de invitados, los más jóvenes siempre disfrutan la experiencia de compartir confidencias en su lugar propio.

Las camas nido juveniles son una estupenda opción ya que ofrecen la posibilidad de integrar dos camas en una, facilitándonos el acomodamiento de posibles visitas, amigos o familiares sin necesidad de ocupar un lugar adicional a diario. También las puedes encontrar con cajones además de la cama extra, ideal para las habitaciones juveniles pequeñas.

Si tu objetivo es crear habitaciones juveniles modernas en lugar de hacer guiños al pasado y tender a infantilizarlo, míralo de cara al futuro y considera sus intereses particulares desde su perspectiva:

  • Si le gusta el tema musical, no hay por qué llenar la pared notas coloridas, pero si puedes elegir impresiones de sus grupos favoritos por ejemplo y enmarcarlas en la pared.
  • Complementa la cama con una mesilla de luz y lámpara modernas. Las hay de colores muy divertidos.
  • Si su pasión son los coches, la geografía o el espacio no es necesaria una cama con ruedas ni globos colgando del techo para que su habitación refleje sus gustos, puedes encontrar vinilos decorativos o pegatinas de pared para un sinfín de temas.
  • Los textiles son grandes aliados, elegir muebles neutros y luego jugar con alfombras, sábanas y cojines multiplicarán tus opciones.

Para elegir los muebles de una habitación juvenil los cromatismos ya no son un dolor de cabeza, existen magníficas combinaciones de colores alternativos a la clásica oposición del azul/rosa o blanco, los tonos pasteles por ejemplo, resaltan positivamente en fondos blancos y combinan a la perfección si elegimos colores más intensos para las paredes o el techo.

En definitiva, las posibilidades de crear un ambiente agradable en una habitación juvenil niño o niña son amplias, implicarlos en la selección, puede ser un estupendo proyecto familiar.

Buenas ideas para elegir habitaciones juveniles

Las habitaciones juveniles son todo un desafío en el momento de pensar en su decoración y montaje.

Al plantearse la elección del mobiliario para habitaciones juveniles es conveniente fijarse en elementos que permitan su reciclaje y al mismo tiempo encontrar un equilibrio entre sus gustos, su comodidad y nuestro presupuesto.

Si las modas pasan rápido, los gustos de nuestros peques (y los ya no tanto) son igual de pasajeros, quienes un día parecen adorar un personaje, estilo o color y en dos semanas parecen haberlo olvidado por completo.

A continuación te ofrecemos una pequeña guía para componer habitaciones juveniles, su distribución, color y estilo quedan a gusto individual, hay muchos detalles originales que pueden hacer de un mueble sencillo y discreto una pieza única y de referencia en habitaciones juveniles sólo con un poco de creatividad.

Niños en edad escolar y jóvenes necesitan su lugar propio para los trabajos de la escuela o guardar sus útiles y para esto tenemos los escritorios juveniles, pensados para sus necesidades. Puedes encontrarlos de diferentes tamaños que deberás elegir junto a una silla adecuada, estas últimas de suma importancia ya que influyen en la postura de sus cuerpos en crecimiento.

Hay escritorios abiertos y con cajones, incluso dobles escritorios juveniles muy prácticos si se cuenta con dos niños en la casa y habitaciones compartidas. Si no encuentras un escritorio doble que te guste, entonces puede optarse por uno más largo, sin cajones inferiores y abierto, con el tamaño suficiente como para incluir dos sillas y crear luego una división natural con alguna estantería desplazable.

Un criterio clave al momento de elegir los muebles juveniles es la funcionalidad, las cosas deben estar a su alcance y pensadas para ellos. No hay que romperse la cabeza con la decoración, una vez comiencen a utilizarlo, de seguro sobrarán referencias a sus personajes favoritos, llegarán a casa con ese paisaje de la clase de pintura y un original calendario fruto de un proyecto de artes plásticas.

La flexibilidad y posibilidades de adaptación son característica típicas de los muebles juveniles.

Como en cada habitación – dormitorio, la cama es la pieza fundamental, mucho más si consideramos que este será el espacio refugio por excelencia de nuestros niños y adolescentes.

¿Buscas camas juveniles? lo ideal es insertarla en un espacio adecuado a fin de aprovecharlo al máximo, el modelo depende de las necesidades de cada uno. Si ya disponemos de suficiente lugar de almacenaje, puedes optar por los modelos sencillos (solo la cama) sino recomendamos aquellas con cajones.

¿Techo alto? Vale la pena echar un vistazo a los muebles combinados que integran camas juveniles con escritorios en un nivel inferior. Se aprovecha el metraje y se deja lugar libre para algún sofá, alfombra o simplemente área libre.

Si tienes dos en casa puedes considerar las literas juveniles, adecuadas para los mas mayorcitos, en el caso de optar por algún modelo tipo litera es necesario cuidar algunos detalles:

  • peso máximo que soporta la estructura
  • los tipos de colchón que requieren
  • la seguridad lateral de las mismas

Asimismo, las literas juveniles ofrecen una solución ideal si sueles recibir visitas en casa con frecuencia.

La habitación juvenil no tiene por qué convertirse en una complicación, en general los adolescentes no necesitan tantas cosas, más que nada porque es un lugar que ellos han de sentir como propio y representante de su propia individualidad. De aquí que pensar en la habitación juvenil es también pensar un poco en ellos y sus propias preferencias.

Si para complementar esta habitación juvenil tratas a su vez de elegir armarios juveniles, ante todo piensa en que deben estar bien distribuidos y permitirles a ellos ser capaces de acceder a todas las zonas.

Que sean ellos mismos los que se encarguen de su armario es una forma de darles autonomía y hacerles responsables, para esto es necesario que se puedan adecuar a sus gustos y sean de fácil limpieza. Los armarios juveniles no tienen por qué ser símbolo de caos, una correcta distribución y un estilo minimalista, ayudarán a mantener su ropa en orden.

Cuando una cama estándar no satisface nuestras expectativas, podemos pensar en alternativas como las que ofrecen las camas nido juveniles. Aunque tengamos habitación de invitados, los más jóvenes siempre disfrutan la experiencia de compartir confidencias en su lugar propio.

Las camas nido juveniles son una estupenda opción ya que ofrecen la posibilidad de integrar dos camas en una, facilitándonos el acomodamiento de posibles visitas, amigos o familiares sin necesidad de ocupar un lugar adicional a diario. También las puedes encontrar con cajones además de la cama extra, ideal para las habitaciones juveniles pequeñas.

Si tu objetivo es crear habitaciones juveniles modernas en lugar de hacer guiños al pasado y tender a infantilizarlo, míralo de cara al futuro y considera sus intereses particulares desde su perspectiva:

  • Si le gusta el tema musical, no hay por qué llenar la pared notas coloridas, pero si puedes elegir impresiones de sus grupos favoritos por ejemplo y enmarcarlas en la pared.
  • Complementa la cama con una mesilla de luz y lámpara modernas. Las hay de colores muy divertidos.
  • Si su pasión son los coches, la geografía o el espacio no es necesaria una cama con ruedas ni globos colgando del techo para que su habitación refleje sus gustos, puedes encontrar vinilos decorativos o pegatinas de pared para un sinfín de temas.
  • Los textiles son grandes aliados, elegir muebles neutros y luego jugar con alfombras, sábanas y cojines multiplicarán tus opciones.

Para elegir los muebles de una habitación juvenil los cromatismos ya no son un dolor de cabeza, existen magníficas combinaciones de colores alternativos a la clásica oposición del azul/rosa o blanco, los tonos pasteles por ejemplo, resaltan positivamente en fondos blancos y combinan a la perfección si elegimos colores más intensos para las paredes o el techo.

En definitiva, las posibilidades de crear un ambiente agradable en una habitación juvenil niño o niña son amplias, implicarlos en la selección, puede ser un estupendo proyecto familiar.